Conferencia Centroamericana para la Paz

San José, Costa Rica – El 3-5 de marzo 2014 en el Gran Hotel de Costa Rica la Fundación Arias para la Paz y Asociación de Médicos para la Prevención de Guerra Nuclear de Costa Rica (IPPNW) se reunieron un grupo de 40 miembros de la sociedad civil para la Conferencia Centroamericana para la Paz. Tres días de charlas y talleres en grupos sobre control de armas convencionales y nucleares se crearon redes nuevas, mejor entendimiento de los temas, y un camino en adelante para acciones específicas de la sociedad civil en incidencia.

El evento abrió en el Museo Nacional con unas palabras de Dr. Oscar Arias Sánchez, las cuales inspiraron a los/las participantes a seguir presionando para el control de armas nucleares y convencionales. Insistió en agotar siempre, todas las instancias antes de recurrir al uso de fuerza como la última alternativa.

Después de la inauguración, las/los participantes escucharon las presentaciones de Rodrigo Jimenez, y Manuel Araya, ambos consultores de la Fundación Arias, quienes presentaron los hallazgos en el marco de la Cooperación Técnica del Banco Interamericano del Desarrollo (BID) y la Fundación Arias. Repasaronun recorrido histórico de los conflictos en Centroamérica y su particular manera de resolverlos. Se presentó un recuento de los conflictos sociales detectados en la región durante el año, y como cada sociedad los trata de resolver, realtando la urgencia de un mecanismo para la resolución de estos conflictos. Se planteó también la invisibilización de las personas con necesidades especiales y la prevalencia de esquemas patriarcales dentro del sistema de conflictos societales.

El segundo día fue dedicado a las presentaciones de IPPNW de Carlos Umana, Co-Director de IPPNW Costa Rica, y Hector Guerra, Coordinador Regional de Latinoamérica y el Caribe para la Campaña Internacional para Eliminar las Armas Nucleares (iCAN). Les contaronde algunas provisiones en la ley internacional para controlar las pruebas y uso de armas nucleares – Tratado de No Proliferación (1968), Tlatelolco (1969), y Tratado para la Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (TPCEN) (1996).

Ward Wilson, autor de Five Myths about Nuclear Weapons, y experto en el tema de no proliferación nuclear brindó un ejemplo hipotético de las consecuencias mundiales de un ataque nuclear para sensibilizarles a las/los centroamericanos sobre la urgencia de controlar esas armas. Argumentó que armas nucleares, al fin de cuentas, son armas no precisas, inmorales, pegadas en la mitología nacional de los países que las tienen, y deben desaparecer por ser mala tecnología. Refutó el argumento de la teoría de disuasión planteando que los líderes del mundo que tienen el poder de aprobar ataques nucleares.

Esa jornada fue cerrada con la participación de la Vice Canciller de la República, doña Gioconda Ubeda, quien presentó una comparación sobre las armas nucleares hoy y las armas nucleares en el pasado.

Durante el tercer día, la Fundación Arias presentó información del Tratado de Comercio de Armas (TCA) que transita el proceso de ratificación, para convertirse en un instrumento jurídicamente vinculante. La Directora Ejecutiva, Lina Barrantes, destacó que las armas son usadas por el único propósito de matar. Ana Yancy Espinoza siguió con una explicación de los principios del TCA, los artículos contenidos, y la lógica de control de armas ligeras y convencionales. Lindsey Doyle proveyó información del estado del TCA hoy en día en el proceso de la Organización de Naciones Unidas (ONU), algunos desafíos frente al proceso, y los esfuerzos de la sociedad civil para incidir a los gobiernos del mundo que ratifiquen. La sesión cerró con trabajo en grupos por país, enfocados en los países Centroamericanos que no han ratificado – Honduras, El Salvador, Guatemala, y Nicaragua. Surgieron de esta sesión actividades concretas para el camino más allá de la conferencia.