8va Conferencia Mundial de Museos para la Paz

165

“Diversas decisiones de la Corte Constitucional costarricense producidas durante los últimos diez años, han proporcionado argumentos extendidos a favor de mantener la construcción del valor de la paz como una función sustantiva de la sociedad costarricense.” Es la afirmación con la que el doctor Manuel Araya Incera, inició su exposición sobre el porqué de un Museo de la Paz en Costa Rica.

En la 8va Conferencia Mundial de Museos para la Paz, la Fundación Arias fue invitada a tener dos participaciones, una la del historiador Araya Incera, y la otra, en la inauguración del evento, que estuvo a cargo de nuestro Fundador, doctor Oscar Arias, quien planteó:

“That is precisely why it is so essential to build museums and memorials to celebrate peace. The delicate balance of a peace negotiation requires just as much control and mastery as the brushstrokes of Monet. The pen that signs a peace treaty must be held with just as much confidence as Michelangelo’s chisel. And the peacemaker faces just as much controversy and criticism as the men and women who are more usually celebrated in traditional museums – public figures, generals, scholars and artists. Museums that present to humanity the history of violence, and of nonviolence, are essential to building a better future.”

La Conferencia se realizó en el Parque de Non Gun Ri, en Corea del Sur, donde en Julio de 1950, un batallón del ejército de los Estados Unidos asesinó, por causas desconocidas a un número aproximado de 150 campesinos coreanos, no siendo sino hasta el año 2001 en que el Presidente Clinton, pidió oficialmente disculpas por los acontecimientos.


191