Privadas de Libertad, Vulnerabilidades Extremas: Caso Costarricense

El 9 de diciembre en el Hotel Costa Rica en San José, se realizó la presentación del estudio Privadas de libertad, vulnerabilidades extremas: Caso Costarricense, ejecutado por el equipo interdisciplinario Hellen Chinchilla Serrano, José Pablo Fallas Fernández, Alejandro Fernández Muñoz y Glorianna Rodriguez Álvarez.  Llevado a cabo en conjunto por la Fundación Arias para la Paz y la Fundación Konrad Adenauer, el estudio analiza el impacto de la llamada “Guerra contra las Drogas” desde una perspectiva de género. A raíz de las políticas represivas la población carcelaria femenina ha crecido a una tasa alarmante: en América Latina casi se duplicó durante los últimos cinco años. Actualmente se calcula que el 64% en Costa Rica, 75 a 80 % en Ecuador, 30 a 60% en México, 60 % en Brasil y 70 % en Argentina de las mujeres están encarceladas por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Desde una perspectiva sociológica, esta tendencia plantea un desafío complejo, por lo cual se deben adoptar medidas ahora mismo. En efecto, debe tomarse en cuenta que el encarcelamiento de las mujeres conlleva una desintegración familiar, en particular, cuando se considera que cada vez existe una mayor proporción de familias monoparentales, lideradas exclusivamente por una jefa de hogar, de las cuales muchas viven en condiciones de pobreza y pobreza extrema. La mayoría de las mujeres encarceladas son madres solteras, jóvenes y con una baja tasa de escolarización.

Desde una perspectiva jurídica, se debe señalar que  la ley de psicotrópicos es prácticamente ciega a los problemas de género. Esto es así, ya que la sentencia mínima a la que se puede condenar a una mujer en estado de vulnerabilidad y que ha cometido una de las conductas tipificadas en el tipo base de tráfico de drogas es de ocho años. Lo anterior no permite medir la culpabilidad o tomar en cuenta la coacción que esa misma situación de vulnerabilidad le genera para dirigir su voluntad, aún y cuando la persona sea primodelincuente y tenga hijos a su cargo. El Estado debe analizar la pertinencia de una política criminal que criminaliza principalmente a mujeres en condiciones de vulnerabilidad.

A continuación, les compartimos unas fotos seleccionadas de la conferencia:

 

Foto 7

 

Foto 5

 

Foto 2

 

Foto 3

Foto 4